29 junio, 2006

ANAGRAMAS 1.0

Johann K. Gore, soy anal como diría Freud. La meticulosidad es mi peor defecto o mi mayor virtud. Mi hermana acaba de abandonar la psicología, la razón es que le llegó un paciente completamente huerfano y en psicología esto supone un gran problema, se requiere un padre para que alguién pueda ser psicoanalizado. Por otro lado me alegro por ella, ahora esta felizmente casada, su marido la mantiene y es inmensamente feliz. Cargar con los problemas ajenos estaba medrando su espíritu. Pero, cómo siempre comienzo por hablar de los demás. Anoche tuve un sueño feliz. Todo aquello que tanto anhelo aparece recompensado en mis sueños. Durante la vigilia he podido comprovar el poder regenerador que poseen estos sueños. Sin embargo como todo sueño que se precie carece de argumento y de toda lógica. De modo que para su interpretación recurro a una experta en la materia. Aciertas, mi hermana accede a interpretar el sueño, aunque al parecer es un sueño muy concentrado. Luego, ella se queja de que todo el mundo, en la actualidad, es incapaz de dar un paso, sin consultar previamente a un especialista. Realmente vivimos en una jerarquía de vida que sómos incapacer de reaccionar ante cualquier problema, por muy nímio que sea, sin antes asesorarnos de que todo va a funcionar tal y como teníamos previsto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal