20 junio, 2006

CUATRO NOMBRES A REIVINDICAR

José Ferrater Mora. (Barcelona, 1912-91) Filósofo y ensayista español. En la Universidad de su ciudad natal terminó los estudios de filosofía bajo el magisterio de Joaquim Xirau. Exiliado en 1939, ejerció la docencia en La Habana, en Santiago de Chile (1941-46) y en el Bryn Mawr College de Pensilvania, donde inició sus cursos de filosofía en 1949.

Su primera obra, Coctel de verdad, data de 1935 y es una colección de ensayos sobre diversos temas. Luego escribió una larga serie de títulos: España y Europa (1942), Diccionario de filosofía (1942), Les formes de la vida catalana (1944), Unamuno, bosquejo de una filosofía (1944), La ironía, la muerte y la admiración (1945), Variaciones sobre el espíritu (1945), Cuatro visiones de la Historia Universal (1955), El ser y la muerte (1962), Indagaciones sobre el lenguaje (1970), El hombre y su medio y otros ensayos (1972), etc.

En 1955 escribió Lógica matemática en colaboración con H. Leblanc. Su Diccionario de filosofía reapareció en 1979 en una versión ampliada y corregida por el autor, que pronto alcanzó numerosas ediciones y una general aceptación por el rigor de su planteamiento instrumental y su extraordinaria erudición. El pensamiento de Ferrater, de base integracionista, parece haber sufrido alguna influencia del existencialismo sartriano. En 1985 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Rodrigo Fresán. Nació en Buenos Aires en 1963.
Desde 1984 ha ejercido el periodismo en numerosos medios, escribiendo sobre gastronomía, música, crítica literateraria y cine. Su primer libro, Historia Argentina, permaneció durante seis meses en la lista de best-sellers, fue elegido por la crítica como la revelación narrativa de 1991, y publicado –en versión corregida y aumentada– en España (Anagrama) y Francia (L'Harmattan). Varios cuentos de ese libro aparecieron en diversas antologías en la Argentina, España, Inglaterra, México y Venezuela. Su novela Esperanto mereció el elogio general de la crítica, que considera a Fresán como uno de los más "promisorios escritores jóvenes". Pero la 'juventud' de Fresán es cuento menos ya anecdótica: su novela La velocidad de las cosas fue una de las mejor novelas argentinas publicadas en 1998.

Su última novela es 'Jardines de Kensington' ha cosechado encendidos elogios. En esta novela Fresán asume la voz de Peter Hook, un autor de literatura infantil obsesionado por la vida y opiniones del creador de 'Peter Pan', James Matthew Barrie, y que intenta reconstruir su vida.

W.G. Sebald. Escritor alemán nacido Allgäu (Baviera). Su nombre completo era Winfried Georg Sebald. Con 26 años llegó a Norwich (Inglaterra) para dar clases en la Universidad de East Anglia y dónde, desde 1987, ocupó la cátedra de literatura europea. Fue fundador del prestigioso British Centre for Literary Translation, del que fue director hasta 1994. Escritor tardío, su primera novela Vértigo (1990), la escribió cuando contaba 46 años, fijó las formas y los territorios de una narrativa que en sólo diez años y otros tres libros, Los emigrados (1996), Los anillos de Saturno (2000) y Austerlitz (2002), le convirtieron en autor de culto. Sebald poseedor de una prosa exquisita donde es patente cómo cada palabra es amada por lo que es y cada frase por su música, se dedicó sistemáticamente, durante años, a tratar de entender el peso especificó que tiene la cultura de los muertos sobre la cultura de los vivos. El caso de su patria fue el mejor ejemplo que pudo haber escogido.

Como parte de la mal llamada, "literatura del holocausto", la figura de Sebald es decisiva para todo aquel que esté realmente interesado en la historia de la cultura reciente. Su literatura transgenérica, riquísima y compleja mezcla de ensayo, novela, libro de viajes y poesía situarán a Sebald, si es que no lo está ya, en la cumbre de los escritores llamados universales. Max Sebald, como así le llamaban sus amigos, y que solía ocultar su presencia tras la figura de un caminante más de las tierras desoladas de Norwich, murió víctima de un accidente automovilístico, tras sufrir un infarto y estrellarse contra un camión, el 16 de diciembre del 2001.

David Foster Wallace. Nacido en Ithaca, Nueva York, en 1962, en 1985 publicó su primera novela, a la que siguieron la colección de relatos cortos La niña del pelo raro (Literatura Mondadori, 2000); La monumental y aclamada novela La Broma Infinita(1996, Literatura Mondadori 2002). Entrevistas breves con hombres repulsivos (Literatura Mondadori, 2001).

Su obra se encuentra dentro de la mejor tradición de la novela anular norteamericana, a la manera de Thomas Pynchon, William Gaddis. Incluso se le ha llegado a comparar con Samuel Beckett. Sin embargo, últimamente se reivindican mucho libros como Algo supuestamente divertido que jamás volveré a hacer(Mondadori 2001). Su última obra publicada, Extinción (Mondadori 2005), es otra serie de relatos-ensayos, que son en definitiva el género bajo el que mejor se desenvuelve, este joven autor. Compagina su carrera de escritor con clases de escritura creativa en la Universidad Estatal de Ilinois.

1 comentarios:

A las 2:35 p. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

Fresán, del homenaje furtivo al homenaje público.

Es grande. Es, como tú, excesivo.

Sigues sin hablar de Spanbauer. Tiene nuevo libro. Tienes ocasión. Él lo dice, "now is the hour".

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal