28 octubre, 2006

KAFKA REFUNDIDO

Ahora resulta que hasta hace poco estabamos equivocados. Aquellas maravillosas novelas inacabadas, El Proceso, El Castillo, excepción hecha de América o El Desaparecido al parecer completada por el autor posteriormente con un capítulo definitivo. Y, el más famoso relato de Franz Kafka La Metamorfósis o La Transformación. Y digo que estabamos equivocados no porque no se nos hubiera advertido, según la editorial Valdemar, la mano de Max Brod que sirvió de intermediarió para la publicación de la mayoría de la obra póstuma de nuestro autor, ha desvirtuado por así decirlo la intención final de la obra kafkiana. Pero, recordémoslo, poco antes de su muerte Kafka pidió al propio Max Brod que destruyera toda su obra hasta ahora no publicada, es decir las tres novelas que antes mencionábamos y gran cantidad de relatos terminados o en fragmento, así como la correspondencia que mantuvo con el propio Brod y sus tres compañeras sentimentales . Es decir, que gracías al porpio Brod podemos leer hoy la amplia mayoría de la obra que escribió Kafka. Aún asi la Gestapo requiso gran parte del material escrito por el autor durante su convivencia con Dora Diamant su por entonces pareja.
***
***
En la actualidad cuando nos acercamos a cualquier librería nos damos cuenta de la infinidad de versiones de Kafka. Si, ya se que esto de la literatura es un negocio y que los libros de grandes autores de todos los tiempo cuentan con infinidad de ediciones. Podríamos pensar que Kafka por este mismo motivo es un autor muy querido para los lectores y con una extraordinaria demanda. Esto último es absolutamente cierto, pero ¿cuánta gente lee en la actualidad las novelas de Kafka? No digo que por diferentes motivos su obra más célebre, La Metamorfósis sea leída por mucha gente desde inmediatamente su publicación en España, hasta la actualidad. Kafka en un principio era un escritor que tenía consabida fama entre los círculos intelectuales de la posguerra. Los existencialistas franceses tuvieron su parte de culpa, prodigaron su obra y la convirtieron rápidamente en conocida, tanto en Francia cómo en Estados Unidos. Sin embargo hacia Alemanía su fama tardó en fraguar debido a motivos por lo general conocidos. El propio Hermann Hesse califica la obra de Kafka en sus ensayos literarios: Quién prenetra por primera vez el mundo de este autor, una combinación muy sui generis de especulación judeo-teológica y de literatura alemana, se encuentra perdido en un reino de visiones que se caracterizan por la irrealidad fantasmagórica, ya por una suprarealidad ardiente parecida al sueño, y sin embargo este judío checo-alemán escribió una prosa alemana magistral, inteligente y ágil (1956).
***
Pese a todas las diferentes interpretaciones de la obra de Kafka, entre ellas está la que nos dice que Max Brod metió demasiado la mano en los textos del autor, el propio Kafka no daba respuestas a sus propias interrogaciones, de este modo se hace más difícil si cabe una posible interpretación de su obra. Y, ya se lean sus obras en la Editorial Cátedra con bonitos prólogos o en Alianza Editorial con portadas de Daniel Gil o la más reciente de la biblioteca de autor, o se opte por los renovados aires que le dan a la obra, suscribo sin las refundiciones hechas por Max Brod, en la Editorial Valdemar, se disfrutará a la par de una magnífica experiencia, eso si, pasiva que Kafka de eso entiendía.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal