26 enero, 2007

TRÍPTICO DE CARNAVAL


1.-MALAS INFLUENCIAS




Te sientas a cenar, y la vida que conoces se acaba


Joan Didion



Te aburres. Atrapas cualquier libro bajo el pretexto de entretenerte en otras cosas, y acabas dándote cuenta de que lo único que te interesa...

Lo que más llama mi atención en ese momento, són los detalles más explícitamente sexuales de la historia. A nadie sorprenderá, y el propio Nabokov reconocía, que en su Lolita, una vez satisfecha la curiosidad del vínculo sexual emocional entre sus protagonistas, el receptor de la narración, pierde gran parte del interés, sobre todo una vez creadas las expectativas que a su autor le interesaba exponer. Por esta misma razón creo, que ante la adversidad, y en la mayor parte de las ocasiones, no terminamos de funcionar sin el sucio hábito de la pornografía. La pornografía funciona en todos los sentidos, a todos los niveles sensitivos, cualquier detalle escraboso de carácter sexual, incluso cuando entra en juego el más incómodo y obsceno motivo, que no tiene por otro lado que coincidir con nuestras preferencias de índole sexual, nuestra atención sufre un vuelco hacia esa situación, por más comatoso que sea nuestro estado anímico en ese momento. A fin de cuentas, y ya soy consciente en la falta de definición del término, se esconde un rechazo consciente de dicha práctica. En gran medida, consciente de las susceptibilidades del caso, podría afirmar, a riesgo de equivocarme, que de cualquier modo, siempre nos quedará para bien o para mal, la pornografía.


Me gustaría algún día esclarecer porque a la hora de postear cuido más la forma que el contenido. Me gustaría reconocer mis limitaciones a la hora de clarificar lo que entiendo por pornografía, debería incluirse dentro de esta denominación, ya no sólo las prácticas de índole sexual, así como las prácticas de índole violenta no necesariamente sexual.



2-.COSAS QUE DEBES SABER





"Hay algo genuino, sentido, en los hábitos sexuales de los jóvenes: todo es nuevo, emocionante y aterrador, una aventura mutua. En el coche, con las caderas hacia arriba, se insemina y espera. Se imagina toda esa mezcla dentro de sí como la espuma del mar. Se imagina que con el esperma y la arena tendrá una niña que nacerá con pendientes de perlas en las orejas. (...)


Está aún más determinada que antes a intentarlo otra vez. Cuenta los días, mantiene gráficos de temperatura y observa a los hombres. Lo intentará con más ahínco, asegurándose de obtener por lo menos dos dosis en los días más factibles: nunca es demasiado".

A. M. Homes, Cosas que debes saber, Anagrama, 2005

Me voy, mi madre llora, mi hermano grita, mi padre no existe. Me voy de casa, mi padre pasea al perro, salgo de casa, me apresuro porque voy a perder el tren. He llamado a mi única amiga, pasaré esta semana en su casa, nadie quiere tener sexo conmigo. He dejado una nota: ¡Me largo!, Hasta que no mejoren las cosas entre vosotros, no os molestéis en llamarme, no estaré para nadie, no insistais con el teléfono. Pienso pasar la semana en casa de Patrizia, etc. El tren es incomodísimo, la gente no me mira aunque tampoco se miran entre ellos. Pienso, que pronto estaré lejos de casa, y al menos una semana sin ver a la familia, me consuelo en eso, no puedo dejar de estar preocupada, al que no echaré de menos es, sobre todo a mi ilustre hermano. No se, si mi madre podrá soportar siete días con ese energúmeno en casa y con la nula protección del ausente, de mi venerable padre. Mi madre es capaz de arañarle y rociarle disolvente en los ojos, hace poco le arrojó un plato a la cabeza, aunque mi hermano consiguió esquivarlo. No se que hubiera pasado, si llega a acertarle en esa cabeza que tiene. El hermano, el psicópata... Solamente le tengo miedo cuando esta celoso, no soporta que mi madre me regale ropa, ni siquiera un libro, aunque él nunca lee. Cuando ronda por casa, olvídate de estar tranquilo. No sorbas la sopa, no tengas mejor trozo de carne, no pretendas ver los Simpsons.


3.-BONNIE ‘PRINCE’ BILLY



Componer es como construir una casa y luego decorarla: equivocarte al colocar el marco de una puerta pero dejarlo así, dejar que tu mujer escoja el color de la cocina, perder a un albañil poco cuidadoso con las barandillas de seguridad que cae y se rompe la columna... y luego la casa ha de ser habitada.

Me gustaría vivir en un mundo gobernado por mí, pero no se lo recomendaría a nadie.

Creé a Bonnie 'Prince' Billy para que se ocupara de las actuaciones. No soy yo, Will Oldham, quien sube al escenario.

Will Oldham


La primera impresión es la que cuenta. Si Will Oldham crea un personaje nuevo, si en la música popular contemporánea sales a un escenario con esas pintas seguro, te corren a gorrazos. Todo comenzó con Palace Brothers, bajo mi punto de vista la mejor de las sagas, aquella que comienza con There is No-One What Will Take Care Of You (1993), continuaba con Palace Brothers (1994) y se cerraba, ya como Palace Music, con Viva Last Blues (1995). Luego publicaron el doble recopilatorio Lost Blues And Another Songs (1997). Sin olvidar el abrupto, Arise Therefore(1996), en esta ocasión simplemente, como Palace, un largo árido algo acompasado.

***

P.S. Se trata en esta ocasión de tres post que no salieron adelante. Ahora, en última instáncia, he recurrido a estos pobres esbozos, con el fin de actualizar el blog con alguna cosa nueva, en este caso reciclada y ni siquiera corregida. Ahi queda, como un claro ejemplo de la falta de inspiración.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal