16 febrero, 2007

FALC/039

--Tu hermano, ¿acaba de salir del armario?—Mi amigo *****, estaba al otro lado del teléfono. —Uuuh, una semana después de la muerte de tu abuela. Tus padres deben de estar destrozados.


--Ya te digo, tio. Mi hermano es, el responsable y trabajador, y ahora…No, no. Mi madre lo descubrio. ¿Qué cómo? Una vecina. Si… esa que su hijo quería hacerse cura y ahora tiene novia. Si… Exacto… El de Los Verdes. Ese mismo. Mi hermano estaba cenando y mi madre, toda roja… Le dijo que alguién le había dicho “que si se entendía con alguién”. Hombre es un eufemismo. La tuve que consolar yo. Si, ya sabes lo mal que se me, da consolar a las mujeres.



--Entonces…



--Mi hermano le dijo que “el era el trabajador, etc”. Si… Pues, mi madre no ha dejado de llorar desde entonces. Creo que se ha dado a la bebida. Si…El psicólogo está de enhorabuena con toda mi familia. Cobra 70 euros por sesión y por persona. Si… un hijo de puta. Hombre... en todas las profesiones, no. Si... si hay una profesión de hijos de puta... Si, están allí todos juntos. La mugre... hay que lavarla. Exacto... Uuuh.
El hombre menguante.



--¿Vas a salir hoy? No es necesario que sea por el ambiente.



--Mis padres tienen ahora todas sus esperanzas depositadas en mí. Uuuh, mi padre no ha dicho nada. Solamente se ha pronunciado en su ausencia. Palabras de consuelo… Si, a mi madre. Pues “No te preocupes mujer, todavía te queda otro hijo”.



--Y, tú. ¿Qué piensas decirles?



--¿Yo?, nada. Hombre encima de que no tengo novio quieres… Venga ya. Si… supongo que sí. Vergüenza claro y ellos también, por supuesto. Oye, ¿Sigues ahí? Pues no se… No tengo nada preparado. Supongo… Sí, ya sabes como soy yo. Soy capaz de contarles con pelos y señales cada uno de los detalles de mi tortuosa relación contigo.



--Estás de coña, ¿no? Claro que tengo miedo.



No se… Pues. Les diría… “Sí, me van las pollas”. Cuando más grosero mejor. Lo peor es cuando se imaginan los detalles. Si… Es mejor que… Si… Les diría que “Por detrás, ¿Qué os creeis que nos acostamos en la cama juntitos y nos cojemos de la mano?”. No hombre procuraría no mencionar tu nombre. Por algo hemos terminado tú y yo ¿no? Bien… Cuando tú quieras. A ti, sobre todo te gusta saber las guarradas que he ido haciendo por ahí. Si, si claro… Pues igual, cuéntales alguno de tus excarceos amorosos. No escatimes a la hora de detallar los detalles más deshonrosos.



--Bueno, tengo que colgar. Mis padres se mosquean cada vez que ven llegar el recibo de teléfono.



--Oye tranquilizate que no voy a contar nada a nadie sobre ti y menos los detalles… Ah. Uuuh, ya lo sé. Igual de cobarde… Pero, si mal no recuerdo. ¿Tú, no tienes novio ahora? Si… tranquilidad. A ver cuando me cuentas las perrería que hacéis tú y él en la cama. Por supuesto… me pone, me pone y mucho. Desde que lo dejamos, me he vuelto muy racional. Si, eso he dicho. ¿No te lo parece? Creía que me ibas a decir, racional o experimental. Bueno… que te den mucho por ahí. Otro para ti.



--Oye, y tu hermano ¿qué tal lo está llevando, ahora?



--Uuuh. Tienen unas pastillas para eso que són el no va más. Te tomas una al día. Sí… incluso con un pinchacito cada quince días. Si, sigue bebiendo, pero ahora cada vez espacia sus borracheras algo más en el tiempo. Eso digo yo, que lo está superando. Mi madre se emborracharía hasta con una cerveza sin alcohol. Si, con las pastillas es peor. Pués, dormir como una marmota, y vivir en Los mundos de Yuppi. Adiós, cuelga ya. Más maricón eres tú. Merci… Las que usted tiene.
****
****
Clinc...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal