11 marzo, 2007

MI FRACASO PERSONAL

Eternal Youth (Juventud Eterna) de The Future Bible Heroes, uno de los heterónimos utilizados por Stephin Merritt (Magnetic Fields, The Gothic Archies, Stephin Merritt…). Es lo único que suena en mi jukebox, y eso que ni siquiera me gusta. Dejo el lector de CDs en repeat, y la música suena y no se si se repite.

Si algunos de vosotros habéis sentido lo que significa un atroz miedo a la muerte, no ya a una muerte que podría presentarse mañana, ni un miedo que tenga nada que ver, con que tu avión se estrelle en Las Bahamas, o tu barco naufrague en el Golfo de Florida. Se trata del miedo a la muerte en sí, al pánico ante la terrible idéa de la desaparición definitiva, en un futuro no muy lejano. La primera vez que tuve un sentimiento de similar tesitura fue a los 18. Creo que lo he contado infinidad de veces. Todo aquello del capítulo de Doctor en Alaska, aquello de regalar una parcela de tierra como regalo de cumpleaños... Yo estaba realmente hundido, y lo peor de todo es que aparecía frente a mis semejantes como un genuíno caso de cobardía e inmadurez. ¿Es que nadie era capaz de experimentar la misma sensación? La de que la vida es una batalla perdida de antemano. En aquella ocasión hubiera agradecido un ápice de comprensión, y también lo pido ahora. Sin embargo puedo sentirme afortunado, ya que grácias a las cualidades psicotrópicas de la medicina actual en salud mental, según la cuál, te tomas 300 mg de seroquel y esa sensación desaparece por completo, luego de tanto en tanto el miedo a la muerte aparece, aunque se diluye con la misma rapidez con la que tomas el desayuno. Esto acarrea por otro lado cierta despersonalización, y un pasotismo general ante cualquier circunstáncia, sin embargo decir que frente a un sufrimiento tan atroz ante la vida o ante la pérdida de esta, merece la pena asociarse de por vida a esta clase de medicamento. Simplemente en esta ocasión, me he limitado a administrar a mi organismo unos pocos miligramos más de seroquel, combinado con una píldorita de seroxat, un antidepresivo muy eficaz.


A veces tengo la terrible sensación de que me quedaré solo para el resto de mis días. Si la primera vez que tuve esa terrible experiencia fue a los 18 y por aquel entonces tenía la sensación de que había desperdiciado mi vida. Resulta ser un despertar a la vida o a la muerte, muy repentino, de un día para otro. Todo se agraba si te ves feo en el espejo, si no tienes amigos a los que recurrir en confianza plena. Tus padres no son los mejores abogados en este caso. ¿Pueden ser sinceros, ante su propio hijo? En mi caso, me aliviaba salir de paseo y admirar cada detalle del paisaje, cada hoja, cada pétalo, cada brizna de hierva… Me preguntaba a mi mismo, si aquel árbol era más viejo que yo, si aquella pared había sido repintada alguna vez, si aquel perro no había muerto ya… Lo peor son las noches, porque a la hora de ir a dormir sientes asfixia, en este sentido el único momento de alivio comienza con los primeros rayos solares, luego el día va degradándose y te sientes cada vez más angustiado. También, darte cuenta de que estás solo en ello, de que no puedes leer un libro, ni entretenerte con una película. Cuando miraba la tele me decía… “esa actriz de ahí, es joven, es guapa, se ha puesto implantes de silicona, es tan guapa y va a morir un día de estos… ¿cómo podía estar esa chica tan feliz? No es como si quisiera decirle al mundo: A ver, todos ustedes van a palmar… A mi los demás me traían sin cuidado, lo que me preocupaba era por mi, y nada ni nadie podía significar ningún consuelo.


Por todo eso, vayan a un psiquiatra o a la zona de salud mental de vuestra localidad, y seguro que os recetan un poquitín de seroquel, pero no lo mezcleis con bebidas alcohólicas. Eso sí, despediros de vuestro ritmo de vida actual, y dedicaros a la vida contemplativa. Sirvanse de los libros de Chuck Palahniuk funcionando a todo tren, como socorrido e inflamado placebo.

1 comentarios:

A las 3:29 a. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

Son las cuatro de la mañana de un día en el cual he decidido que Hoy empezaba una nueva etapa de mi vida, .. : mañana teóricamente (dando por supuesto que tendría que estar durmiendo, pero en realidad no va a haber un mañana porque no voy a dormir) tendría que ser un buen estudiante universitario quien resuelva dos exámenes, .. y lo que lees (porque creo que me dedicarás un instante de tu vida, al Yo que escribe estas palabras) son los tecleos neuróticos y desesperados del flujo de conciencia de una persona que cree que ha conectado con el texto que aquí expones, con el que un día hizo que te identificaras delante de un teclado de ordenador, ..
por algunos acentos, mal colocados, creo que puedo decir que eres catalán, .. yo también, muy cerca de Barcelona...

creo que ahora es MI turno de ser ese xaval de 18 quien va perdido, desorientado,
y que lo único que me jode de la vida es no poder combinar todo el bienestar que me produce el pensar, el leer, mi satisfacción intrapersonal, mi reflexión, con el desequilibrio y vaciedad de mis relaciones sociales ...

supongo que ese ha sido el motivo que me ha llevado a vaciarme aquí..
me disculpo y a la vez me alegro.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal