19 diciembre, 2006

El hombre dentro de mi boca

Comienza a soplar el viento, precediéndolo sopla una leve y árida brisa deshuesada. Las Navidades se acercan, la soledad se me antoja insoportable. ¿Por qué mis sueños sogni són tan complejos. Me asustan, van mucho más allá de lo que en un principio soy capaz de imaginar. A decir verdad más bien, parecen ser los sueños de otro. Sueño con gente que creía olvidada, en la que nunca pienso, con la que apenas tuve nada que ver. Nunca sueño con mis enamorados, nunca aparecen ellos, nunca, ni siquiera en sueños. No entiendo eso de que los sueños representen nuestros anhelos. Nadie aparece allí, nadie que merezca la pena. Mi vida es un auténtico desastre y mis sueños no són mejores. Solamente encuentro incomprensión, intento ser la persona vital y optimista que he sido siempre, luego me doy de bruces con la incompresión. El contenido de este blog, la mayor parte de lo contenido es pura ficción. A veces ni siquiera me atrevo a releer determinados posts. Bien, pues parece ser que esa cuestión no ha conseguido trascender. Mi intención siempre ha sido la del total y más absoluto anonimato, de este modo me permito desenvolverme libremente. A veces, solamente un grito visceral, una canita al aire con la ficción. Un experimento para visualizar hasta que punto soy capaz de llegar. Soy incapaz de escribir algo en el Word y luego pegarlo en un post. La ceremonia siempre ha consistido en arrojar el lastre directacmente en el blog. Necesito un cierto estado de ánimo más o menos óptimo, cuando no puedo más, cuando estoy a punto de estallar, me dirijo directamente al blog. Un simple deletreo dirigido hacia ninguna parte. Una palabra pegadita a la otra, no tiene mayor secreto, simple acumulación. En ocasiones, me gusta pensar que las palabras acuden a mi, aunque no es siempre todo tan sencillo. Es entonces cuando me siento un mero mediador de pequeños caracteres tipográficos dactilografiados. Lo peor ha venido cuando he intentado resultar menos pedante. Sin embargo tengo que reconocer multiples fracasos. Muchos post innecesarios. Una expresión en ocasiones desfasada, en ocasiones árida, en ocasiones simples balbuceos. Lo único interesante que me ha pasado últimamente ha ocurrido en mis sueños sogni. De todos modos me niego en rotundo a escribir aquí sobre ello. Ya se sabe como són los sueños, para que insistir sobre el tema. Aqui un hombre medio, un fracaso maravilloso. Ese es mi problema último, sentir amor por el fracaso, no lo sintais nunca, si podeis oirme. ¿Hay alguién ahí?

2 comentarios:

A las 2:56 p. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

Lo sé. No es mi firma la que querrías leer. No sufras, algún otro la relevará. Más comentarios. Uno, dos, tres. Respuestas que no sean eco o ruido. Que sirvan, no molesten.

Esperándolas. Empiezo.

El personaje es necesario. Casi siempre para gente con cosas que contar y por tanto que ocultar. Proyectamos lo que interesa. Apenas filtramos. Buscamos el exceso. Lo demás para la cama, el sueño o el espejo. Para que lo devore el cursor del Word.

Confundir obra con autor, pecado común, primer dogma de cualquier interpretación literaria. "I'm a sinner but that's not my sin." Sé que lo que leo no describe a quien lo escribe. Quizás lo defina. Nada más. Que no es poco. Y lo que leo es lo que interesa. En época donde el riesgo se estudia y su desafío se mide, aunque sea para devorarlo, un blog como este es un buen pulmón artificial bien útil para quien ya se ha dejado uno de tanto fumar mierda.

Aún sabiendo que lo dejarás (esto, sea lo que sea esto), pues el fondo existe y en tu camino te toparás con él y entonces decidirás tumbarte y decir basta o pensarás en retroceder y recuperarte. Como sea y cuando sea, sigue. El personaje cautivo es necesario. Lo eres.

Créetelo o niégalo, pero hazlo.

Lástimarse es un principio válido. Dar lástima es sin duda la peor forma de encarar un final. Cual sea.

Que no sea.

 
A las 10:06 p. m. , Blogger CAUTIVOS ha dicho...

No hombre para nada estoy de acuerdo con lo que dices al principio, si alguna firma merece ser esperada ninguna mejor que la tuya, siempre es una alegría contar con tus acertadísimos comentarios. Enhorabuena por tu blog. Saluditos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal